Síguenos en: Twitter
Palabra o Frase   Fecha Noticia
- Fonos: 612 24 14 17 - 612 24 19 09 - WhatsApp +569 9345 3426 - twitter Radio Polar @RadioPolar

P. Marcos Buvinic Martinic.
LA AGENDA DE FIN DE AÑO
14-12-2017 - 14:00:56

0
0 votos
1 2 3 4 5
enviar      imprimir
Una de las expresiones que habitualmente comienza a escucharse por estos días es: "¡qué rápido que pasó este año, se nos pasó volando!".

Estamos a mitad de diciembre y las semanas que van hasta el inicio de un nuevo año son semanas muy intensas, semanas en las que parece juntarse de todo y todas las fiestas, actividades -y problemas- posibles. A comienzos de enero no es extraño escuchar el comentario que "menos mal que pasó diciembre, quedé agotado (y sin plata)".

En este mes de diciembre se entrecruzan de forma intensa distintos "calendarios" o tiempos de nuestra sociedad. Por una parte está el calendario cristiano, que celebra en la Navidad una de sus principales festividades: el nacimiento del Señor Jesús. Por otra parte, está el calendario civil que contiene todas las actividades de término de año: fin del período escolar, graduaciones y licenciaturas, término de año laboral, balances, preparación e inicio de vacaciones, etc. Además, está el calendario comercial que, en este mes, tiene uno de sus períodos de mayor actividad. También, este domingo están las elecciones en que elegiremos al nuevo presidente de Chile.

Sucede que muchas personas no se dan cuenta de este cruce de "calendarios" y quieren vivir todo con la misma intensidad, entonces, se sumergen en la rotativa de actividades, se zambullen en el frenesí de compras (con su secuela de créditos y deudas), y cuando llega la Navidad ya están -"sin saber por qué"- agotados.

La primera invitación, para todos, es a vivir humanamente este período del año; es decir, establecer prioridades personales acerca de lo que es más importante, y no dejarse arrastrar por la búsqueda ansiosa de estar intensamente en todo. Hacer una cosa a la vez, y darle más tiempo a aquello que parece más importante.

La segunda invitación, también para todos, es a ir a votar en las lecciones de este domingo. Para ser ciudadano y exigir derechos, hay que cumplir deberes. Uno de esos deberes es el de dar -a través del voto- la propia opinión acerca de cómo queremos que sea nuestro país y de quiénes queremos que sean sus autoridades.

La tercera invitación -y particularmente para quienes se reconocen creyentes- es a centrar estos días en torno a la persona del Señor Jesús, cuyo nacimiento celebramos. Jesucristo ya vino, ya nació en Belén hace veinte siglos, pero una y otra vez lo volvemos a acoger: quiere seguir naciendo en la vida de cada hombre y mujer de buena voluntad.

Una buena pregunta para la reflexión personal y para el diálogo familiar es: ¿cómo queremos celebrar el nacimiento del Señor Jesús en esta Navidad? Por cierto, no faltarán los que se entreguen de lleno al "carrete" de actividades sociales de fin de año, por cierto que tampoco faltarán los que se zambullan en el vértigo de las compras, pero ¿así quiere vivir usted y su familia la festividad del nacimiento de Jesucristo?, ¿no se le ocurre nada mejor?

No se trata, para nada, de descalificar la festividad popular y familiar de este período, sino de darle profundidad en su auténtica dimensión: entender -y vivir- el hecho que en Navidad nos estamos jugando nuestro destino como hombres y mujeres, porque se trata -ni más ni menos- ,que acoger la Luz del Mundo que viene a iluminar nuestras vidas. Así es, pues, Navidad no es ni la fiesta del "viejo pascuero", ni la fiesta de los niños y sus juguetes; es una fiesta en la que todo hombre y mujer se está jugando su vida; es decir, ¿cómo quieres acoger en tu vida a Jesucristo, Luz del Mundo?


14 de diciembre de 2017









Ud. es el visitante nro.:
376601416

Diseño y Webhosting: Iflexus Ltda.