Síguenos en: Twitter
Palabra o Frase   Fecha Noticia
- Fonos: 612 24 14 17 - 612 24 19 09 - WhatsApp +569 9345 3426 - twitter Radio Polar @RadioPolar

P. Marcos Buvinic Martinic.
EL DÍA DEL PATRIMONIO
24-05-2018 - 14:07:34

70
2 votos
1 2 3 4 5
enviar      imprimir
Este fin de semana se celebra en nuestro país el Día del Patrimonio, una actividad coordinada por el Consejo Nacional de Monumentos para que todos podamos conocer, admirar y disfrutar el patrimonio histórico y cultural del país que somos todos. Así, muchos podemos recorrer edificios y otros lugares significativos que reflejan lo que hemos hecho y lo que somos.

A veces reducimos el significado del patrimonio a algunos edificios u obras de arte relevantes, pero -la verdad- es que el patrimonio es mucho más, y su importancia es mayor que una mirada al pasado, pues lo que hoy somos como pueblo es lo que nosotros hemos hecho con todo lo que hemos recibido. La palabra “patrimonio” quiere decir “los bienes recibidos de los padres”, y -por cierto- lo que hemos recibido de nuestros mayores es mucho más que algunos edificios u objetos históricos.

El patrimonio cultural de un pueblo es todo el conjunto de bienes materiales -que pueden ser edificios, obras de arte, máquinas, libros, etc.- y de bienes inmateriales -que pueden ser valores, costumbres, tradiciones, ritos, músicas, experiencias espirituales, fiestas, etc.-. Pero también hay un patrimonio natural, que es la biodiversidad en la que estamos inmersos, y que todos tenemos que cuidar para entregarla a las generaciones futuras.

Todo ese conjunto de bienes recibidos -y lo que hacemos con ellos-son los que van constituyendo nuestra identidad como pueblo, al mismo tiempo que nos muestran lo que tenemos que conservar, cuidar y transmitir a los que vengan después de nosotros.

Se puede decir -en cierto sentido- que un pueblo que sabe valorar, admirar, cuidar y transmitir lo que ha recibido de las generaciones anteriores es un pueblo que camina sobre terreno firme para construir su presente y su futuro, al mismo tiempo que es capaz de reconocer los errores del pasado para no seguir repitiéndolos en el presente ni el futuro.

Sucede con frecuencia que nos obsesionamos con lo que consideramos “moderno” y vamos descuidando o -lo que es peor- olvidando o destruyendo lo que nos transmitieron nuestros mayores, siendo que allí hay una preciosa sabiduría para que podamos vivir bien hoy día.

Sin duda, que el patrimonio espiritual de un pueblo es el alma de todos los bienes que posee, y por eso es importante aprender a reconocer los valores recibidos. Por poner sólo un ejemplo, nuestra vida en Punta Arenas, se construyó desde el valor de la acogida a todos los que llegaron a estas tierras, unos desde las islas chilotas y otros desde lejanas tierras europeas. Lo que ha hecho posible nuestra vida es el valor de la acogida y del encuentro cultural respetuoso, sabiendo que cada uno tiene algo que aportar. Se trata de un valor que necesitamos cuidar y cultivar para vivir bien nuestro presente y acoger a quienes hoy llegan, cuya presencia nos enriquece todos.
Así mismo, la experiencia espiritual que nos ha sido transmitida por nuestros mayores es unos bienes del alma de nuestro pueblo. La vida cristiana trasmitida por nuestros ancestros chilotes o europeos es uno de los tesoros que siempre necesita ser cultivado y recreado en nuestra vida, pues un pueblo sin experiencia espiritual es un pueblo sin alma, y -en ese caso- la vida se reduce a acumular cosas que llenan espacio pero van dejando vacío el corazón humano.

El Día del Patrimonio que celebramos este fin de semana es una ocasión preciosa para conocer y admirar los bienes que hemos recibido de nuestros mayores, y también para reflexionar y cultivar los valores y experiencias espirituales que nos han transmitido.


24 de mayo de 2018









Ud. es el visitante nro.:
384507409

Diseño y Webhosting: Iflexus Ltda.