Universidad de Magallanes.

INSTITUCIONES DE LA DEFENSA BUSCAN INTEGRAR CAPACIDADES I+D CON EL MUNDO ACADÉMICO

20-06-2019 - 12:37
A raíz de un diagnóstico realizado en 2018 por la Subsecretaría de Defensa que arrojó la necesidad de dar a conocer al mundo académico las capacidades y demandas tecnológicas de cada sector de la industria de la Defensa, la entidad, en conjunto con la Universidad de Magallanes (UMAG), llevaron a cabo el Seminario “Integración Regional de Capacidades I+D”, actividad que fue el puntapié inicial a una futura colaboración entre ambas instituciones en torno a materias relativas a investigación y desarrollo.

Según explicó el jefe de la División de Desarrollo Tecnológico e Industria de la Subsecretaría de Defensa, Oscar Bustos Carrasco, el propósito central de este acercamiento es generar lazos académicos y científicos que permitan, entre otros aspectos, la búsqueda de soluciones tecnológicas a brechas locales, así como también, integración de capacidades conjuntas que vayan en beneficio de la Defensa y de la región.

“Nos dimos cuenta que no, necesariamente, el ámbito académico conversaba con las empresas de defensa que están en la zona, que son ASMAR y FAMAE y lo mismo a la inversa, entonces había una brecha por cubrir y esta iniciativa va detrás de ese tema: generar un acercamiento e integración entre las capacidad de I+D que tiene la Universidad o el ámbito académico con las instituciones y, fundamentalmente, con la industria de Defensa”, señaló el representante del Ministerio.

Por esta razón, el programa del evento estuvo enfocado en exponer las capacidades y demandas de cada entidad, haciendo énfasis en las áreas comunes de trabajo. En esa lógica, el académico del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la UMAG, Rubén Carvallo Barrientos, se refirió a las líneas de investigación prioritarias de la Universidad, haciendo énfasis en el trabajo I+D desarrollado por las carreras de la Facultad de Ingeniería. A partir de ello, es que destacó capacidades como el capital humano, la ingeniería inversa, la gestión masiva de datos, el análisis de imágenes satelitales y los sistemas de energía, y, a su vez, demandas que dicen relación con visitas y estudios, desarrollo de proyectos conjuntos, desarrollo de tesis y práctica de alumnos, entre otros.

“Quisimos mostrar el recurso humano que hay acá y algunas experiencias que hemos tenido en esa dirección como Departamento de Ingeniería Eléctrica. La necesidad viene, en este caso, directamente de parte del Ejército que es ayudarlos en recuperación de algunos implementos electrónicos que manejan ellos para los sistemas que operan dentro de la Región de Magallanes”, subrayó Carvallo.
Las instituciones de Defensa de la región, FAMAE, representado por el Mayor de Ejército, José Herrera Vergara, y ASMAR–Punta Arenas, representada por el Capitán de Corbeta, Marcos Birke Cortés, en tanto, hablaron acerca de las capacidades tecnológicas y demandas específicas para soluciones regionales de sus sectores.

En el caso de FAMAE, plantearon que sus capacidades están asociadas a las experiencias y conocimientos para resolver problemas de sistemas hidráulicos, y que sus demandas apuntan a obtener soluciones a sus sistemas electrónicos por futuras obsolescencias tecnológicas y logísticas. Por su parte, ASMAR, mostró sus potencialidades en mantenimiento integral de buques de la Armada y barcos privados que requieran de sus servicios de ingeniería, estructura, mecánica, electrónica, reparaciones submarinas y construcción naval, entre otras, mientras que sus necesidades se relacionan con investigación y desarrollo en soldadoras continuas, separadores de hidrocarburos, recuperación de granallas y usos alternativos, pantallas acústicas, manufactura aditiva y energía.

De esta forma, ambas partes se comprometieron a desarrollar, en adelante, una fase de integración entre profesionales, investigadores e integrantes de la industria de la Defensa a nivel regional. “Vamos a generar una oferta importante a la Universidad de las instituciones de la Defensa, consistente en puestos para alumnos en práctica y temas de investigación para alumnos de último año de Ingeniería, de tal forma que la Universidad se posicione en este sector. Como aliado, la Universidad nos va a proveer cursos a nivel de diplomado para abordar esas brechas de conocimiento que tenemos, es decir, nos vamos a complementar mutuamente”, concluyó Óscar Bustos.