Síguenos en: Twitter
Palabra o Frase   Fecha Noticia
96.0 AM toda la Región - 96.5 FM Punta Arenas y Porvenir - 98.5 FM Puerto Natales - Fonos: 612 24 14 17 - 612 24 19 09 - WhatsApp +569 9345 3426 - twitter Radio Polar @RadioPolar

Cartas al director.
LA COMPIN Y LA SOBREVIVENCIA DE LA SALUD PÚBLICA
10-07-2019 - 13:19:25

100
1 votos
1 2 3 4 5
enviar      imprimir
De tiempo en tiempo es objeto de la atracción mediática la situación de funcionamiento y se deja caer el permanente cuestionamiento sobre la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez, COMPIN, ello ocurre, preeminentemente por el “rezago” en el pago de las Licencias Médicas, que los usuarios, en plena justicia reclaman.

Sin embargo, los gestores de opinión pública, o dicho claramente los uniformadores de la opinión ciudadana han permanentemente tendenciado, cuando se trata del objetivo de encontrar caminos para exacción de recursos al Estado para derivarlos a quienes buscan lucrar con ellos.

La política ha sido sistemáticamente utilizada y su práctica perfeccionada desde el mismo 11 de septiembre de 1973 en lo que era el Área de Propiedad Social que incluía empresas del Estado y de propiedad mixta, y servicios y prestaciones que desde el Estado se daban, como salud, vivienda, educación, recreación y cultura, víctimas de las autodenominadas siete modernizaciones que se transformaron luego en los pilares de la Constitución de 1980. Al argumento, aunque producto de un burdo montaje indicaban que esas empresas estaban quebradas y no tenían capacidad de gestión (sus gerentes presos, exiliados cuando no desaparecidos), privadas de recursos, se decretaba su quiebra, se declaraban unidades económicas y luego privatizadas entre los adláteres o familiares de las familias al interior de la dictadura, a precio de huevo.

Los orígenes de la COMPIN, Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez se remontan incluso al Servicio Nacional de Salud y muy recordada en los tiempos del SERMENA, siendo una entidad dedicada a cumplir las funciones que su nombre indica: Evaluación de Invalidez, Pronunciamientos Técnicos Administrativos y Recursos de Reposición. Luego se incorpora la Evaluación de la Discapacidad a personas protegidas por la Ley que las regula, en total los trámites que desarrolla la COMPIN, exceden la treintena y los manipuladores de la opinión pública se centran sólo en una.

La función que más complicaciones genera es la de la definición y procedencia de la Licencia Médica, y generar las condiciones para que éstas, al estar al día con los requisitos para su tramitación llegue a quedar “en el estado de pago” del subsidio correspondiente, cuya tarea NO le corresponde a COMPIN, sino que depende de FONASA. Los críticos y enemigos de COMPIN no han considerado que el país ha crecido demográficamente (aunque no tenemos exactamente cuántos somos de acuerdo a un Censo mal hecho) sabemos que somos más que hace 15 años, tiempo casi, en el que nace La Autoridad Sanitaria donde radica su dependencia, sin embargo, los recursos financieros, el personal, las tecnologías de la información están casi al mismo nivel de entonces, con un sistema informático ajeno a la Autoridad Sanitaria, gestionado por una empresa que no es del Ministerio de Salud y que la Autoridad Sanitaria NO controla.

Con diferentes administraciones se ha querido, demagógicamente, creemos, poner el foco en la celeridad de la tramitación y pago de las licencia médicas, incluso intentando la generación de la Licencia Médica Electrónica LEM. Un altísimo porcentaje de las Licencias Médicas se tramitan manualmente, algunas, las sin peritaje deberían ser resueltas con fluidez, sin embargo, la más de las veces sus tramitaciones se han hecho sin apego al cumplimiento de los requisitos administrativos para su gestión, siendo de alta frecuencia responsabilidad de las patronales los incumplimientos que las retrasan, en estos casos el pronunciamiento de la COMPIN. De otro lado, se ha comprometido el pago en plazos inferiores al tiempo de vigencia de la licencia, cuestión que no puede darse si no se verifica la correspondencia de su pago.

La actual administración se ufana de un proyecto de supuesta Modernización de la COMPIN que busca dar celeridad a los procesos, principal y exclusivamente dedicado a la Licencia Médica, olvidando la importancia de los otros aspectos que le otorgan sentido e importancia sanitaria. Sabemos que el reposo y la recuperación son esenciales, que el subsidio es un derecho inalienable, y lo defendemos con todo, no obstante, las medidas que se requieren adoptar deben estar centradas siempre en la estabilidad y seguridad laboral, gestionando que la institución cuente con instalaciones adecuadas para el público y los trabajadores. Que para la tramitación de las licencias se pueda sancionar a los empleadores que no cumplen con sus obligaciones, no basta declarar las responsabilidades previsionales, hay que pagarlas, si ello no ha ocurrido, no se puede ordenar el pago de las Licencias.

Y al igual que el príncipe de Dinamarca, creemos que algo no huele bien en este proceso de la COMPIN, el Ministro Mañalich, en su primera gestión, abiertamente declarado miembro del Partido de los Enfermos, cuando debería serlo del Partido de la Salud, propuso migrar la COMPIN a FONASA, en un claro y manifiesto intento de apuntar al Desmantelamiento de la Autoridad Sanitaria, parece que busca caminar en esas dirección u otra similar que, a nuestro entender es sólo una distracción efectista, ya que COMPIN, con recursos financieros, con TIC al servicio y Sistemas Informáticos propios generados con el apoyo de los trabajadores de COMPIN que tienen la expertiz permitirá efectivamente avanzar en la fluidez y celeridad requeridas para el pago de las licencias médicas.




Archivo Adjunto
» LA COMPIN Y LA SOBREVIVENVCIA DE LA SALUD PUBLICA.pdf






Ud. es el visitante nro.:
436272937

Diseño y Webhosting: Iflexus Ltda.