17 de febrero de 1948.

SE CUMPLEN 72 AÑOS DE LA VISITA DEL PRESIDENTE GABRIEL GONZÁLEZ VIDELA A LA ANTÁRTICA

18-02-2020 - 08:48
Fue el primer mandatario en ejercicio en llegar al Continente Blanco y lo hizo acompañado de una gran comitiva compuesta por parte de su familia, políticos de la época y representantes de las Fuerzas Armadas.

Hace exactamente 72 años, el 17 de febrero de 1948, el Presidente Gabriel González Videla visitó la base antártica Soberanía (actualmente conocida como Arturo Prat) en la isla Greenwich, convirtiéndose en el jefe de estado en ejercicio en el mundo en arribar al Continente Blanco. En este viaje, González Videla fue acompañado por una comitiva representativa del país, integrada por su esposa y sus hijas, políticos de la época, comandantes en jefe y oficiales de las Fuerzas Armadas, entre otros representantes.

Contexto histórico
Es importante contextualizar que con el término de la Segunda Guerra Mundial en 1945, varias naciones habían manifestado su interés por ejercer soberanía en el Continente. Por una parte, Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Soviética anunciaban expediciones y Argentina dejaba en claro su interés por instalar una base permanente en ese territorio. En base a este contexto, el objetivo principal de la visita del mandatario era asegurar los derechos que Chile había solicitado por Decreto Supremo del 6 de noviembre de 1940. Con este acto, se ratificaba la reclamación de soberanía nacional y la declaración de límites territoriales realizadas por su antecesor, Pedro Aguirre Cerda.

La visión geopolítica de González Videla fue preponderante al decretar el desarrollo de la primera campaña antártica en 1947. La expedición fue liderada por el Comodoro Federico Guesalaga Toro, al mando de la flotilla compuesta por la fragata Iquique y el transporte Angamos. En esta exitosa primera campaña antártica, se logró instalar la Estación Meteorológica y Radiotelegráfica Soberanía, la primera base permanente de Chile en Antártica, y también se efectuaron estudios científicos sobre la geología, geografía, glaciología y fauna del Continente Blanco.
Es por ello, que un año después, el 17 de febrero de 1948, González Videla llegaría al Continente Blanco integrando la segunda campaña antártica. La flotilla de esta expedición estaba compuesta por la fragata Covadonga junto al transporte petrolero Rancagua, la que fue comandada por el teniente Boris Kopaitic O´Neill. Los objetivos de esta nueva campaña consistían en relevar a la dotación naval de la estación, comenzar la construcción de una segunda estación permanente de Chile, la base Bernardo O’Higgins, y continuar los trabajos de exploración e investigación científica.
A su llegada, la delegación fue recibida con un gran banquete. El menú antártico consistió en una entrada de kril, seguido de una sopa de pingüino, el plato principal era filete de foca, y la leche nevada de postre, fue preparada con huevos de pingüino, según recuerda Silvia González Markmann, hija del primer mandatario, quien también integró la segunda campaña antártica chilena.
El mismo día del arribo a la isla Greenwich, González Videla condecoró a los miembros de la dotación, cuya ceremonia fue transmitida por radio a todo el país, en donde señaló: “Habéis cumplido con valor, abnegación y sacrificio vuestra misión en estos parajes inhóspitos de la Antártica, como corresponde a la gloriosa tradición de nuestra patria”. Al día siguiente, el 18 de febrero de 1948, el mandatario se dirigió al sector de la península Antártica para la inauguración de la segunda estación de ocupación permanente, la base O´Higgins. En los días siguientes, la flotilla regresó a Punta Arenas, donde fueron recibidos como verdaderos héroes.

Hoy en día, las bases Arturo Prat (Armada de Chile) y Bernardo O’Higgins (Ejército de Chile), albergan laboratorios que son fundamentales para el desarrollo de la investigación antártica, y proporcionan un apoyo permanente a la ciencia nacional coordinada por el Instituto Antártico Chileno.