Cartas al director.

CÁMARA DE TURISMO ÚLTIMA ESPERANZA A.G., SOLICITA PLANIFICACIÓN SEGURA PARA LA REAPERTURA TURÍSTICA REGIONAL

09-08-2020 - 16:09
La planificación para la reapertura segura es un proceso necesario para proteger la salud de las personas y la salud empresarial.

La importancia de la actividad turística en la economía regional es reconocida por todos los sectores, sin embargo, el difícil momento por el que están pasando las micro y pequeñas empresas que forman parte de este sector productivo en forma directa e indirecta obedece a un diagnóstico aniquilador el cual parece ser invisible a ojos de los apoyos regionales.
Se habla incluso que esta crisis económica sólo será superada por las empresas de mayor tamaño, de más trayectoria y con mejor respaldo financiero a las que de acuerdo con las medidas de gobierno desde el nivel central les envían oxígeno para soportar el asfixiante momento, mientras que en materia de financiamiento los emprendedores, las micro y pequeñas empresas esperan los postergados apoyos para el sector.
Al adolecer de estudios económicos y sociales del turismo en Magallanes, parece ser que la extinción de buena parte de las empresas turísticas del destino permitirá finalmente conocer cuanto pesa en sector en la economía regional.
Durante la paciente espera de una fecha de reapertura, las empresas no han bajado los brazos y mientras se vive este oscuro panorama. la Cámara de Turismo de Última Esperanza A.G., genuinamente comprometida con sus asociados, trabaja preparando la oferta con las medidas preventivas para cuidar a los residentes y a los anhelados visitantes. Al mismo tiempo y con exorbitante incertidumbre, este gremio continúa dando a conocer frente al silencio del sector público el angustiante escenario por el que están pasando las empresas y trabajadores del turismo mientras las instituciones de gobierno en respuesta a las suplicas como un “salvavidas” ofrecen postergar compromisos de pagos y la banca con apoyo estatal ofrece el sobreendeudamiento.
La región de Magallanes actualmente no cuenta con un plan de promoción, por tanto, el discurso del turismo interno se hace cada vez menos convincente, el plan de fomento productivo es invisible a la sombra de las prologadas promesas de apoyo, las gestiones para reactivar el turismo a través del mejoramiento de la conectividad aérea son aparentemente nulas, la coordinación entre los organismos públicos involucrados en la operatividad del sector son inexistentes, se desconoce el protocolo específico para el Parque Nacional Torres del Paine, no se habla de una fecha posible para la apertura de fronteras, los restaurantes continúan esperando poder abrir para clientes locales y así son innumerables las peticiones del sector privado y la indiferencia del sector público que evidencian la falta de planificación y de intención para una adecuada reapertura del turismo regional.
En la actividad turística no se puede improvisar, la reapertura no puede ser un proceso espontaneo. Se requiere una planificación para la reapertura del turismo regional que asegure los procesos operativos propios del sector y que garantice a las empresas que se atrevan a la reactivación que no van a morir en el intento. En el actual Plan Paso a Paso que permite avanzar o retroceder según la situación de la pandemia no se consideran los riesgos empresariales del turismo frente a escenarios desfavorables, por tanto, ¿qué hacer con los turistas en caso de activación de cordones sanitarios o cierre de rutas?, ¿dónde tendrá apoyo un turista en caso de contagio?, ¿podrán las empresas seguir operando en caso de una situación negativa respecto al Covid-19 en la región?, ¿qué pasa con la seguridad laboral de los trabajadores del turismo?, ¿quién se responsabiliza por las pérdidas en caso de un retroceso en el Paso a Paso?, son las inquietudes que se suman a la montaña de incertidumbres.
Test Covid-19 para ingresar a la región, mayor control de trazabilidad, pasaporte sanitario para que los turistas puedan transitar seguros por el territorio y dar fluidez a la circulación de pasajeros en los corredores binacionales, salvoconducto para trabajadores del turismo para la temporada, residencias sanitarias para turistas extranjeros, adecuada conectividad para desplazamiento que evite que los turistas pierdan reservas en sus programas de viajes o que las empresas deban por flexibilidad devolver reservas, extender horario de toque de queda para el rubro gastronómico, son algunas de las iniciativas planteadas por el sector privado a las autoridades en diferentes instancias en este periodo de suspensión productiva.

Para cuidar de la salud de las personas y al mismo tiempo proteger la salud de las empresas la Cámara de Turismo de Última Esperanza A.G., ha solicitado a la Subsecretaría de Turismo una planificación para la reapertura de la actividad turística de la región de Magallanes.

Archivo Adjunto
» NOTA DE PRENSA PLANIFICACIÓN PARA REAPERTURA DEL TURISMO.docx