En Isla Riesco comuna de R韔 Verde.

ESTANCIA FITZ ROY OFRECE GRANDES ATRACTIVOS A TURISTAS QUE LE VISITAN

19-06-2008 - 12:11
A 95 kil髆etros al norponiente de Punta Arenas, se encuentra Isla Riesco. Ya en la isla, situada en la comuna de R韔 Verde, restan solo 7 kms. para llegar a la estancia Fitz Roy, la que ofrece a los visitantes distintas actividades en su d韆 de campo, adem醩 de un hermoso paisaje.
La idea naci cuando hace 8 a駉s fue visitada por un grupo de siete periodistas argentinos, que tan solo quer韆n comer un asado al aire libre. En ese entonces solo se pod韆 observar el trabajo ganadero que se realizaba en el predio, nos cont Karina Fern醤dez.
Ahora, la estancia es trabajada y atendida por padres, hijas, pololo, esposos y todo para ofrecerle al turista un ambiente grato y familiar.
Todos los interesados en visitarla, pueden hacerlo tan solo por el d韆, ya que no cuenta con caba馻s para que los turistas alojen.
La atenci髇 al p鷅lico comienza muy temprano, desde las 8:30 de la ma馻na, cuando la barcaza comienza a realizar los cruces hasta las 19:00 horas.
Se entrega un servicio de desayuno t韕ico, luego asado de cordero al palo y onces tambi閚 campesinas.
Durante todo el d韆, los visitantes participan de esquila y ba駉 de lanares, dependiendo en la 閜oca que vayan; paseos a caballo por las instalaciones de la estancia, paseos en antiguas carretas, m adem醩 de poder visitar la iglesia construida con maderas nativas y ruedas de carretas, observar el manejo de ovinos con perros ovejeros.
Tambi閚 pueden visitar el museo y ver la colecci髇 ganadera con m醩 de 2.000 piezas y cien a駉s de historia.
Por 鷏timo, disfrutar de una gran variedad de flora y fauna regional.
Todas las 醨eas que rodean la estancia est醤 transformadas en un verdadero museo al aire libre, con cientos de antiguas piezas industriales tales como prensas, calderas a vapor, segadoras, carretas, tractores y otras especies.
Geraldin Fern醤dez, expres que en el a駉 2001 su padre, Secundino Fern醤dez G髆ez, el 揘ENE, decidi recolectar y coleccionar todas las cosa antiguas que el resto desechaba y lo que 閘 ya no utilizaba en sus trabajos ganaderos.

Francisca Ziga