Barrio Archipiélago de Chiloé.

SERVIU ANUNCIÓ SOLUCIÓN A EMERGENCIA EN EDIFICIO DE CALLE SANTA JUANA

05-05-2011 - 11:50
De acuerdo a lo cerificado por Gasco, son cinco los departamentos del block 135 que presentan problemas de emanación de gas y que serán intervenidos por la constructora Vilicic, quien ofreció su colaboración atendiendo que se trata de “un problema social”.

Luego de varios días de coordinación y gestiones del Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu), la empresa constructora Vilicic se hará cargo de las reparaciones de los departamentos afectados de calle Santa Juana, en el barrio Archipiélago de Chiloé.

Según un informe entregado por Gasco-Magallanes al Serviu, son cinco los departamentos del block 135 que presentan problemas de emanación de gas y que serán intervenidos por la constructora, quien ofreció su colaboración atendiendo que se trata de “un problema social, que está afectando a un grupo importante de personas que necesitan ayuda”.

La directora provisional y transitoria de Serviu-Magallanes, Ximena Cerpa Otárola, destacó la ayuda de la empresa Vilicic, afirmando que lo principal era encontrar soluciones a la emergencia, para luego pasar a un proceso de evaluación.

“Como Servicio de Vivienda y Urbanismo, estuvimos desde el primer día acompañando a los vecinos, atendiendo su problemática. Estamos conformes con la ayuda que brindó la constructora, ya que podremos dar una solución a la emergencia ocurrida”, dijo Cerpa, quien agregó que los trabajos de intervención por parte de la constructora partirán entre hoy jueves y mañana.

La directora informó que el proceso de diagnóstico al edificio completo continuará, buscando elaborar una solución definitiva y concreta a la problemática que hoy afecta a 32 familias del block 135 de calle Santa Juana.

Pese a que la contingencia no era responsabilidad del Servicio, de igual forma se trabajó en buscar una solución al petitorio de los mismos vecinos, que concurrieron – representados por la directiva de la Agrupación 135 del edificio – hasta el Serviu buscando ayuda.

“Este era un problema real, que comprometía vidas y el bienestar de los vecinos, y no podíamos quedarnos de brazos cruzados. Por eso estamos contentos por ellos”, comentó la directora de Serviu Magallanes.