Lo que causó que se taparan con sedimento tres puentes.

POLAR COMUNICACIONES JUNTO A MOISÉS FIGUEROA Y MARIO LAGOS LLEGARON HASTA EL LUGAR DONDE SE GENERARON LOS DESPRENDIMIENTOS DE LAS LADERAS DEL RIO DE LAS MINAS

15-03-2012 - 22:05
Habiendo recibido en nuestro diario electrónico la inquietud de la comunidad de saber como quedó el Río de las Minas y si hay peligro aún, Polar comunicaciones junto a Moisés Figueroa deportista y Mario Lagos conocedores de la cuenca, parte más alta del rio de las minas, tomamos el desafío de llegar hasta donde se produjeron los desprendimientos, los cuales concluyeron en el desastre del día domingo en nuestra ciudad.

Se puede apreciar los grandes socavones que han habido en estos sectores, los cerros se hundieron, provocando las caídas de árboles, piedras y sedimento, los cuales taparon el lecho del río, provocando que en su desborde arrastrara, todo esto a nuestra ciudad, bloqueando los pasos de agua de los puentes.

Uno de nuestros acompañantes Moisés Figueroa quien practica el deporte de montain bike y trekking, comenta que ellos continuamente transitan por estos sectores y que dos de los derrumbes de las laderas yacían hace más de un año atrás impidiendo el flujo normal del caudal del río.

Figueroa señala que el sábado pasado cerca de las 15:30 horas cuando entrenaba en el sector y la lluvia era intensa y estaba muy nublado pudo apreciar que un helicóptero sobrevolaba el rio.

Agrega, que el día 4 de marzo se realizó la carrera aventura expedición, la cual es organizada por el departamento de deporte de la corporación municipal donde participaron 70 corredores y este sector del río de las Minas “ no se podía transitar por el desmoronamiento de los cerros, y la gran cantidad de árboles, troncos, piedras y sedimento caídos”.

Ese día CONAF prestó colaboración cortando los troncos y árboles con una motosierra para poder desarrollar la competencia sin inconveniente, lo que les llamó la atención aun más, fue que abrieron paso cortando, pero dejando los troncos ahí mismo, los cuales hoy podemos ver en las calles del centro de nuestra ciudad junto con la gran cantidad de piedras y el sedimento que cayó del alud.

Pudimos apreciar que aún continúa el peligro latente ya que varias partes de estos cerros están agrietados, los cuales pueden provocar algo de iguales características, como los grandes socavones en las laderas que fueron arrastrados hasta nuestra ciudad.