Síguenos en: Twitter
Palabra o Frase   Fecha Noticia
96.0 AM toda la Región - 96.5 FM Punta Arenas y Porvenir - 98.5 FM Puerto Natales - Fonos: 612 24 14 17 - 612 24 78 74 - WhatsApp +569 9345 3426 - twitter Radio Polar @RadioPolar - Instagram radio.polar

Ascencio Brunel, el Bandido Legendario.
LO QUE TODO MAGALL√ĀNICO DEBE SABER XVI
25-09-2013 - 09:03:26

100
1 votos
1 2 3 4 5
enviar      imprimir
¬ŅPorqu√© el t√≠tulo ¬ďLo que Todo Magall√°nico Debe Saber? Porque la cultura regional es √ļnica. Porque nuestras costumbres y tradiciones nacen de las diversas corrientes migratorias que llegan a este Sur del Mundo. Y tambi√©n porque cada habitante de esta zona austral, especialmente los estudiantes y gu√≠as tur√≠sticos deber√≠an conocer estas historias para contarlas, entregarlas a visitantes tanto nacionales como extranjeros con la mayor cantidad de detalles y, por supuesto para atesorar esto que pertenece a Magallanes como el viento, la nieve, el mar que nos rodea, los canales, las islas y el ser humano que es tambi√©n √ļnico.


En el coraz√≥n monta√Īoso del Paine hay un peque√Īo r√≠o que nace en las faldas de uno de los cerros y se vierte en el curso del caudaloso Paine. Este torrente andino lleva por denominaci√≥n ¬ďr√≠o Ascencio¬Ē en los mapas del sector, que as√≠ recogieron el nombre conservado por la tradici√≥n local. El cauce de agua recuerda a un bandido, ni m√°s ni menos que al legendario Ascencio Brunel, el bandolero m√°s famoso de la Patagonia.

Este personaje se inició en la colonia ganándose la vida en trabajos de campo como experto baqueano que era. Un buen día sin embargo, por un lío de faldas cometió un homicidio y luego de robarse un par de caballos escapó lejos del pueblo. Puso rumbo a las pampas del norte, las que recién comenzaban a poblarse de ovejas, y de allí se encaminó hacia los terrenos más quebrados de la precordillera de Ultima Esperanza, en especial a los valles de la sierra Baguales en donde podía vivir seguro y libre. Estableció una guarida desde donde salía a cazar caballos salvajes ocupando su gran habilidad en el uso del lazo y del rifle. Esto no evitó que, cuando la oportunidad se le ofreciera, robara en las caballadas de los tehuelches, y de los pioneros colonizadores. Para sus correrías, Ascencio utilizaba una estratagema que siempre le daba resultado: se acercaba a las tropillas con un cuero fresco de puma, circunstancia que espantaba a los caballos los que huían, aprovechando entonces Brunel para arrearlos lejos del alcance de sus propietarios. Comenzó su fama de temerario y fantasmal, porque aparecía en distintos lugares salvando distancias enormes.

Para ello, utilizaba un par de caballos adiestrados a galopar en parejas, de tal forma que cuando uno se cansaba del peso del jinete, √©ste saltaba al otro y prosegu√≠a su hu√≠da. En varios a√Īos de errante vida por pampas y cordilleras, Ascencio Brunel comenz√≥ a ser buscado por colonos y polic√≠as chilenos y argentinos. El indicio m√°s seguro de su paso, era un caballo muerto y sin lengua, pues era el bocado m√°s apetecido por el bandido. Tantos a√Īos de correr√≠a hicieron de Brunel un baqueano inmejorable y perseguido fue cambiando de guarida seg√ļn las circunstancias; as√≠ de los Baguales o el Paine pas√≥ adentro del r√≠o Leona, entre los lagos Argentino y Viedma, y luego m√°s al norte de los valles pedregosos del San Mart√≠n y su nombre se hizo famoso desde Ultima Esperanza hasta el Chubut. Al fin, en un mal d√≠a para el bandolero que se hallaba en las cercan√≠as de R√≠o Gallegos, fue capturado y puesto en la prisi√≥n del pueblo, cargado de grillos. Pero, al d√≠a siguiente, el comisario pudo comprobar que hab√≠a huido, llev√°ndose adem√°s el propio caballo de la polic√≠a. Otra vez, andando por los campos del lejano Chubut fue rodeado por los tehuelches y entregado a la polic√≠a. Muchos colonos y vecinos quisieron ver al famoso bandido, qui√©n se mantuvo por un tiempo manso y tranquilo, pero nuevamente huy√≥ llev√°ndose el caballo ¬ďguardiero¬Ē de la comisar√≠a. Una partida de colonos lo sorprendi√≥ durmiendo bajo un toldo hecho con un cuero fresco de caballo. Al darse cuenta, el bandido dispar√≥ en contra de los hombres, los que contestaron el fuego hiriendo gravemente al bandolero que, a√ļn as√≠, huy√≥ del lugar, siendo apresado cuando fue encontrado semicongelado cerca de un chorrillo. Recuper√≥ la libertad gracias a una fianza pagada por su hermano Angel. En vez de agradecerle el gesto, el bandido le rob√≥ hasta el lazo. Su vida pas√≥ a ser una verdadera leyenda y las narraciones de la Patagonia aprendidas en las charlas de fog√≥n, manifiestan que Ascencio Brunel acab√≥ su vida en un crudo d√≠a de invierno junto al chorrillo que hoy lleva su nombre, en el coraz√≥n monta√Īoso del Paine.
Como su vida pasó a ser leyenda, luego de fallecido lo vieron muchas veces en distintos lugares de la Patagónia. Se cuenta que, luego de darle muerte, los tehuelches lo quemaron para terminar con sus fechorías. Cuando se supo que había aparecido en otro lugar del sur, creyeron que era brujo. Posteriores investigaciones dieron como resultado que se habría tratado de dos o tres hermanos, muy parecidos. Por ello se les divisaba en distintos parajes cometiendo sus ilícitos, creyendo que se trataba de uno solo.

Gr√°fica:Caballares en la zona de Cerro Guido y sierra Baguales.

Mario Isidro Moreno


"El Libro lo Que Todo Magallánico Debe Saber, de Mario Isidro Moreno, está disponible en las principales librerías de Punta Arenas".









Ud. es el visitante nro.:
455145772

Diseño y Webhosting: Iflexus Ltda.