Soy reportero.

LSM 90 “ELICURA”: 53 AÑOS DEMOSTRANDO QUE NO EXISTEN IMPOSIBLES

12-12-2021 - 10:22
La barcaza LSM 90 "Elicura" entró en servicio hace 53 años el 10 de diciembre de 1968, siendo actualmente la Unidad en servicio más antigua construida por ASMAR, un logro de la ingeniería naval en la década de los 60, basándose como modelo en la barcaza LSM 94 "Orompello", construida en los Astilleros de Miami Dade, Florida, Estados Unidos.
En el transcurrir de su historia esta Unidad ha brindado servicios trascendentales para el desarrollo de la Región, estando presente en los principales hitos de los australes territorios nacionales, entre ellos las actividades de sondaje y prospección petrolífera del Estrecho de Magallanes en el año 1975, que permitieron la materialización del proyecto de perforación costa afuera de la Empresa Nacional de Petróleo.
Además, ha sido un apoyo fundamental en el Desarrollo Nacional y presencia del Estado, aportando en forma decisiva al sostenimiento de las localidades de Caleta Tortel, Puerto Edén, Puerto Williams, entre otros; así como también apoyando la labor del Cuerpo Militar de Trabajo en Caleta Adriana y Río Bravo en el área del Baker, en la construcción de la Carretera Austral durante la década del 70 y 80.
Cumpliendo su rol de Unidad de Apoyo de Combate y capacidades eminentemente anfibias, operó en diferentes tareas de despliegue de la Brigada de Infantería de Marina, conformada en el marco de la Crisis del Canal Beagle de 1978, siendo parte del sostenimiento logístico en los momentos críticos de la coyuntura, superando inclemencias meteorológicas durante aquellos tensos meses.
En el año de 1995, en el marco del denominado "Terremoto Blanco", fue parte del esfuerzo de sostenimiento logístico desplegado por la Armada de Chile, con el objetivo de trasladar forraje para ganado, maquinarias y especialistas para abrir caminos ante los inmensos cúmulos de nieve, los cuales mantenían aisladas a diversas localidades durante aquella catástrofe que afecto fuertemente a la ganadería ovina de la zona.
En el contexto de emergencia sanitaria, producto de la pandemia de Covid-19, la LSM 90 "Elicura" mantuvo un importante rol de sostenimiento logístico a zonas aisladas, siendo parte del esfuerzo Institucional.
De igual manera la Unidad contribuye al mantenimiento de la señalización marítima ubicada entre el Faro San Pedro y el Cabo de Hornos, realizando importantes labores en beneficio de la segura navegación por las complejas rutas australes, aportando en forma decisiva a la Seguridad e Intereses Territoriales Marítimos de nuestro país.
El comandante de la LSM 90 "Elicura", Capitán de Corbeta Jorge Ibarra Orchard, señaló que "ser comandante de una Unidad con esta historia representa una tremenda responsabilidad, especialmente considerando su aporte en las cinco áreas de misión de la institución, siendo un buque que se ha ganado su espacio en el corazón de Magallanes, teniendo hasta hoy en día y por muchos años más la Barcaza “Elicura” un buque con un carácter único, versátil en sus tareas y que hace historia con cada zarpe".